Mercado monopolístico vs. Competencia perfecta: ¿Cuál es la diferencia?

Abadía de Senanque en Provenza con campos de lavanda

mercado monopolista vs. competencia perfecta: una visión general

Un mercado monopolista y un mercado perfectamente competitivo son dos estructuras de mercado que tienen varias distinciones clave, como la participación de mercado, el control de precios y las barreras de entrada. En un mercado monopolista, solo hay una empresa que dicta los niveles de precios y oferta de bienes y servicios y tiene control total del mercado. Contrariamente a un mercado monopolista, un mercado perfectamente competitivo está compuesto por muchas empresas, donde ninguna empresa tiene el control del mercado. En el mundo real, ningún mercado es puramente monopolístico o perfectamente competitivo. Todos los mercados del mundo real combinan elementos de estos dos tipos ideales.

mercado monopolista

En un mercado monopólico, las empresas generan precios porque controlan los precios de los bienes y servicios. En este tipo de mercado, los precios son generalmente altos para los bienes y servicios porque las empresas tienen el control total del mercado. Las empresas tienen una participación de mercado total, lo que crea puntos de entrada y salida difíciles. Como las barreras de entrada en un mercado monopólico son altas, las empresas capaces de ingresar al mercado a menudo están dominadas por una empresa más grande. un mercado monopolista generalmente involucra a un único vendedor, y los compradores no tienen la opción de elegir dónde comprar sus bienes o servicios.

Los mercados puramente monopolísticos son extremadamente raros y tal vez incluso imposibles en ausencia de barreras absolutas de entrada, como la prohibición de la competencia o la posesión exclusiva de todos los recursos naturales.

competencia perfecta

En un mercado que experimenta una competencia perfecta, los precios dependen de la oferta y la demanda. Las empresas en un mercado perfectamente competitivo son todos tomadores de precios porque ninguna empresa tiene suficiente control del mercado. A diferencia de un mercado monopolista, las empresas en un mercado perfectamente competitivo tienen una pequeña cuota de mercado. Las barreras de entrada son relativamente bajas y permiten que las empresas entren y salgan fácilmente. Al contrario de un mercado monopolista, un mercado perfectamente competitivo tiene muchos compradores y vendedores, y los consumidores pueden elegir dónde comprar sus bienes y servicios.

las empresas obtienen ganancias suficientes para mantenerse en el negocio y no más. Si tuvieran ganancias excesivas, otras compañías ingresarían al mercado y reducirían las ganancias. Como se mencionó anteriormente, la competencia perfecta es una construcción teórica. Como tal, es difícil encontrar ejemplos reales de competencia perfecta.

competencia monopolística

Entre un mercado monopolista y una competencia perfecta se encuentra la competencia monopolística. En la competencia monopolística, hay muchos productores y consumidores en el mercado, y todas las empresas solo tienen un cierto grado de control del mercado, mientras que un monopolista en un mercado monopolístico tiene el control total del mercado. A diferencia de un mercado monopolista, la competencia monopolística ofrece muy pocas barreras de entrada. Todas las empresas pueden ingresar a un mercado si consideran que las ganancias son lo suficientemente atractivas. Esto hace que la competencia monopolística sea similar a la competencia perfecta.

sin embargo, en un mercado monopolista competitivo, existe una diferenciación de productos. los productos en competencia monopolística son sustitutos cercanos; Los productos tienen características distintas, como la marca o la calidad. Esto es diferente a un mercado monopolista, donde no hay sustitutos para los productos, y una competencia perfecta, donde los productos son idénticos.

el precio en competencia perfecta se basa en la oferta-demanda, mientras que el precio en competencia monopolística lo establece el vendedor.

conclusiones clave

  • En un mercado monopólico, solo hay una empresa que dicta los niveles de precios y oferta de bienes y servicios.
  • Un mercado perfectamente competitivo está compuesto por muchas empresas, donde ninguna empresa tiene el control del mercado.
  • En el mundo real, ningún mercado es puramente monopolístico o perfectamente competitivo. Todos los mercados del mundo real combinan elementos de estos dos tipos ideales.
  • En medio de un mercado monopolista y una competencia perfecta se encuentra la competencia monopolística o competencia imperfecta.
  • En la competencia monopolística, hay muchos productores y consumidores en el mercado, y todas las empresas solo tienen un cierto grado de control del mercado.